Errores comunes en tiendas online y cómo solucionarlos. Copywriting para ecommerce.

Cómo mejorar los textos de tu tienda online evitando errores comunes (I/II)

La idea para escribir este post surgió una tarde mientras navegaba por internet en busca de unas zapatillas de loneta del número 28 para mi hija. Tenía claro lo que quería así que pensé que iba a ser coser y cantar. Una búsqueda en Google, entrar en un par de tiendas online para comparar y zapatillas al carro. Nada más lejos de la realidad.

Resultó que en casi todas las zapaterías online en las que entré había algo que no me convencía. En algunas faltaba información, en otras no había filtros para poder afinar la búsqueda, y en otras el diseño no invitaba a seguir con la compra. En casi todas encontré errores que se repetían y que son fáciles de solucionar. Basta poner un poco de atención y de intención.

Al cabo de un rato buscando dejé de lado las zapatillas y empecé a analizar la causa por la que esas tiendas no terminaban de darme la suficiente confianza.

Esto no es un estudio científico. Son las conclusiones de una tarde en internet. Y por supuesto, hay tiendas online que escapan a estos errores. Aún así pude ver que unas cuantas repetían los mismos. Y me sorprendió que estuviesen tan bien posicionadas en Google.

Este artículo no pretende ser un tirón de orejas ni sacar los colores a nadie. El objetivo es hacer una recopilación de errores en tiendas online que tienen una sencilla solución. Porque el primer paso para resolver un problema es identificarlo. Aunque están sacados de zapaterías online la solución se puede aplicar a cualquier tipo de ecommerce.

Errores comunes en tiendas online bien posicionadas en Google y cómo solucionarlos

En la home:

No hay respuesta a la pregunta ¿qué hay en esta web para mí?

Ya sabemos (de sobra) que tenemos cinco segundos para captar la atención de las personas que llegan a nuestra web o tienda online. Esto significa que un en primer vistazo esas personas tienen que saber lo que van a encontrar ahí.

En la práctica quiere decir que nada más abrir la página de inicio tiene que quedar claro como mínimo qué se vende en esa tienda, para quién es y en qué se diferencia.

En algunas de las tiendas visitadas no había un mensaje principal claro. Encontré una en la que ni siquiera se hacía referencia a que se trataba de una zapatería ni con textos ni con imágenes. Utilizaban banners para destacar las rebajas pero ni el nombre, ni el tagline, ni el banner, ni los menús, ni nada que se viese a la primera indicaban que era una zapatería. Lo mismo podría ser una tienda de ropa que de joyas.

–> Cómo solucionarlo:

Creando un título o un eslogan atractivo que resuma la propuesta de valor de la marca. Qué hace, qué beneficio ofrece, en qué se diferencia de la competencia, para quién son sus productos. Y combinándolo con una imagen sugerente que refuerce el mensaje en la que aparezca el producto, solo o en un contexto.

Diseño poco atractivo y algo obsoleto

El diseño tiene otras funciones además de atraer la atención como son ordenar la información y mejorar la experiencia de usuario.

En muchas tiendas los diseños están recargados de elementos: banners, menús interminables, demasiados productos destacados en la página de inicio… Si tratamos de destacarlo todo, al final no destaca nada.

No se trata de aprovechar hasta el ultimo pixel para colocar un banner. Los espacios en blanco también tienen una misión.

–> Cómo solucionarlo:

Creando un diseño sencillo y claro. Empezando por una arquitectura de la información ordenada. Por jerarquizar los mensajes y los elementos de la tienda para poder destacar lo que de verdad es importante.

Textos sobrecargados de palabras clave

Esto está en el otro extremo de lo que he comentado en el primer punto. Si en algunas no se sabía de qué era la tienda en otras lo dejan tan claro que es demasiado. Me refiero a esas en las que la palabra zapatos está por todas partes. En los textos, en el título y en cada ítem del menú: zapatos niña, zapatos niño, zapatos mujer, zapatos hombre.

Los textos sobrecargados de palabras clave, en su día, igual fueron buenos para el Seo. Pero de nada te sirve tener una web bien posicionada si la experiencia de usuario no es buena. La tienda podrá recibir muchas visitas pero hay que ver también cuál es la tasa de conversión.

El objetivo es conseguir el posicionamiento y la experiencia de usuario para que lleguen visitas y que quienes lleguen puedan encontrar lo que buscan y comprar de forma cómoda.

–> Cómo solucionarlo:

Teniendo en cuenta la densidad de palabras clave y usándolas de manera natural dentro de los textos. Escribiendo pensando en las personas que leerán los textos y visitarán la tienda.

Menús desordenados que mezclan información

Los menús claros y sencillos son importantes en toda página web pero más si cabe en una tienda online. Al tener más secciones se hace necesario establecer una estructura que facilite la búsqueda.

He visto algunas que en el menú principal mezclaban las categorías de la tienda con las indicaciones sobre cómo medir el pie. Ojo, que me parece información muy útil en una zapatería online lo que digo que es que igual el menú principal no es el sitio más adecuado para ponerla.

Otras, en el footer incluían el apartado novedades dentro de un menú en el que el resto de páginas hacía referencia a la empresa en sí como quiénes somos y contacto.

–> Cómo solucionarlo:

Agrupando las secciones de la web por bloques temáticos y utilizando varios menús y submenús. No hay una estructura cerrada y universal pero sí se pueden aplicar unos criterios para ordenar la información y que sea fácil de encontrar.

El menú principal debe contener la información más relevante. En la barra superior se pueden colocar menús secundarios. Y el footer se puede usar para poner varios menús a modo de índice con todas las secciones de la tienda agrupadas bajo criterios comunes.

Ejemplo de posibles menús en una tienda online.

  • Menú principal: Categorías y subcategorías de la tienda. 
  • Menú secundario: Quienes somos, contacto, blog.
  • Menú de usuario: Mi cuenta, carro.
  • Menú con información útil para la compra: Condiciones de compra, envíos, devoluciones, preguntas frecuentes, otra información útil (guía de tallas).

 

Como estaba quedando un post inmenso lo he dividido en dos partes. La semana que viene analizaré la página sobre mí y las fichas de producto. Pero antes, cuéntame en los comentarios, ¿qué es lo que más valoras para comprar en una tienda online?

Etiquetas:
17 Comentarios
  • Ana Mayor
    Publicado en 11:20h, 14 marzo Responder

    Llevas razón, Cristina. Comprar online requiere de mucha más confianza porque no hay una persona física a la que puedas acudir con tus dudas. Lo que más valoro en el momento de comprar online -además de todo lo que has señalado- es que el proceso esté pensado para el usuario, que no haya interrupciones ni fallos, sobre todo en el momento del pago. Creo que esto es lo que hace abandonar muchos carritos de compra. Quien tiene una tienda online debe sentarse a pensar la experiencia de usuario como si lo estuviera haciendo para sí mismo y eliminar cualquier obstáculo que haga quebrar esa confianza. Ir paso por paso, «respondiendo» a todas las dudas que pueda tener el usuario hasta llegar al momento mágico de poner el número de tarjeta bancaria.
    Ya estoy deseando leer la segunda parte 😉

    • Cristina Llorente
      Publicado en 19:57h, 14 marzo Responder

      Hola Ana,

      Sí, la experiencia de usuario es lo más importante. Empieza por una estructura clara, unas buenas imágenes y unos textos que aporten toda la información necesaria para comprar con tranquilidad. Y lo de que todo funcione bien es básico, claro.

      La segunda parte para la semana que viene.

      Un abrazo.

  • ADELA EMILIA GOMEZ AYALA
    Publicado en 13:21h, 14 marzo Responder

    Hola Cristina.

    Coincido contigo en que a veces comprar en internet, se convierte en una pesadilla.

    Si supuestamente tienes una tienda online, pónselo fácil a la gente!!!! No le hagas que den 80 vueltas por la página, porque ten por seguro que han entrado una vez, pero volver, …., eso lo veo yo más crudo.

    Un afectuoso saludo

    • Cristina Llorente
      Publicado en 19:59h, 14 marzo Responder

      Hola Adela,

      Exacto, eso es lo importante, que vuelvan. Yo la verdad es que cuando me gusta tienda luego siempre vuelvo si necesito algo de lo que venden. Por ejemplo, con las librerías, tengo una fija a la que ya voy directa cuando quiero comprar libros. Y la experiencia de usuario no acaba en la web, que el envío y la entrega también importante.

      Un saludo.

  • Conchi S.
    Publicado en 17:37h, 15 marzo Responder

    Hola Cristina,

    Me quedo sobre todo con el error de sobrecargar los textos de palabras clave, con el único afán de posicionarlos. No seré yo quien diga que el SEO no es una parte importante, pero por encima de todo, hay que saber para quién escribes. Es decir, en realidad el señor de la tienda online quiere vender a personas reales de carne y hueso, en este caso zapatillas. No va a ser el señor Google quien las compre. Pero, ¿qué persona normal terminará de leer los textos de la web o las descripciones de productos, si son inteligibles?

    Los textos tienen la misión de comunicar e invitar al usuario a tomar acción, por eso el tono y el estilo han de estar acorde con esa misión. Si se pierde el norte, es posible que los textos no cumplan con su misión principal,aunque sí sirvan para el posicionamiento. Creo que entonces la pregunta sería qué quieres conseguir con los textos de tu web. Y establecer una prioridad dentro de los distintos objetivos que tengas.

    Un saludo enorme.

    • Cristina Llorente
      Publicado en 07:16h, 18 marzo Responder

      Hola Conchi,

      Así es, los tienen que servir para ponérselo fácil al cliente en el momento de la compra. El posicionamiento hay que conseguirlo sin renunciar a eso para atraer visitas pero que después lleguen a completar la compra. Aún así, creo que la gente cada vez está más concienciada de que ese tipo de textos ya no funcionan y aunque todavía se ven ese tipo de páginas creo que las que se hacer ahora ya van en otra línea.

      Un abrazo.

  • Ana Sainz
    Publicado en 13:52h, 19 marzo Responder

    Coincido al 100%. Estas wes parecen estar hechas para Google y no para la persona que al final es la que va a poner el dinero.

    • Cristina Llorente
      Publicado en 07:16h, 23 marzo Responder

      Hola Ana,

      Sí, pero también que se hacen ahora ya tienen más en cuenta al usuario es posible que estas que he analizado tengan ya unos años y se hiciesen en aquella época en la que Google lo era todo.

      Saludos.

  • Marta Viera
    Publicado en 11:22h, 22 marzo Responder

    Hola Cristina.
    Estoy de acuerdo contigo, algunas son un caos y muchas veces esto ocurre porque empiezan a crecer y los parámetros establecidos para el comienzo no se revisan con posterioridad cuando ha aumentado de tamaño.

    En cuanto al diseño, además, siempre me cuestiono una cosa: con lo que se cuidan los escaparates de las tiendas físicas lo descuidadas que están a veces las virtuales. Las funcionalidades correctas tienen que ir acompañadas de un buen diseño, cuanto más sencillo mejor, como comentas. Otra cosa que suele ocurrir es que se descuidan las imágenes o se añaden algunas que no muestran completamente el producto.

    Al final resultó una tarde muy útil, ¿no?
    Gracias por el post. Para mí, así lo ha sido.

    Saludos

    • Cristina Llorente
      Publicado en 07:20h, 23 marzo Responder

      Hola Marta,

      Sí, es verdad, porque a veces parece que se han ido añadiendo secciones sobre la marcha sin una planificación estratégica.

      En una tienda online es si cabe más importante todavía que una física porque hay que salvar el inconveniente de que no hay una persona atendiendo y que los productos no se pueden ver ni toca. De ahí que la calidad de las imágenes sea tan importante.

      Jaaa, sí, fue una tarde útil, saqué conclusiones para dos post, aprendí un montón de cosas que no debo hacer cuando monto una tienda online y algunas que sí. Claro, que también las hay que están muy bien.

      Un saludo.

  • Alexandra Dacier
    Publicado en 15:34h, 23 marzo Responder

    Yo no soy amiga de comprar por Internet, lo hago mayormente en amazon pero luego se me hace difícil. Dices que este post o la conclusiones que nos dejas no es nada científico, dejame decirte que menudo post nos presentas y que llevándolo a la práctica ayuda claramente en como mejorar una tienda online.

    • Cristina Llorente
      Publicado en 10:07h, 28 marzo Responder

      Hola Alexandra,

      Gracias. Pues yo cada vez compro más por internet. Me resulta muy cómodo. Eso sí, ya tengo mis tiendas de referencia para algunas cosas, si compruebo que tienen buen servicio, ahí me quedo.

      Un abrazo.

  • Raquel
    Publicado en 20:15h, 29 marzo Responder

    Lo primero que miro en una tienda, cuando llego, es su aviso legal, miro si hay un nombre, una dirección, un teléfono y un número de identificación. Si no lo encuentro a la primera, no sigo comprando. Para mi son factores importantes, así como que me entreguen la factura una vez pagado, son cosas que me dan tranquilidad, aunque también valoro mucho lo que señalas, Me gusta tener también a la vista la política de devoluciones, y una cosa que cada vez valoro más, son los gastos de envío.

    Hay que pensar en muchas cosas, esperemos a ver la semana que viene.

    Un abrazo

    • Cristina Llorente
      Publicado en 07:45h, 31 marzo Responder

      Hola Raquel,

      Ya veo que cada una con lo suyo. Yo también valoro cada vez más que estén los asuntos legales en orden. Me da la sensación de seriedad y sobre todo si hay proceso de pago de por medio. Un problema siempre puede ocurrir durante la compra pero si tienes a quién recurrir quiere decir que el problema se puede solucionar.
      Y en efecto, la información sobre devoluciones y envíos también es básica para evitar confusiones.

      Un abrazo.

  • Amaya
    Publicado en 14:29h, 30 marzo Responder

    Hola Cristina,

    ¡Qué buen análisis estás haciendo!

    Y te voy a confesar una cosa ¡a mi sí me has sacado los colores! ¡Y me gusta, me pone las pilas! Estoy revisando mi web desde hace unas semanas y tus recomendaciones me vienen como anillo al dedo.

    Voy a por la segunda parte.

    Un abrazo

    • Cristina Llorente
      Publicado en 07:47h, 31 marzo Responder

      Amaya, pero si tu web está genial. Bueno, aún así me alegro de que te vengan bien las recomendaciones.

      Ánimo con la revisión.

      Un abrazo.

      • Amaya
        Publicado en 14:53h, 31 marzo Responder

        ¡Ya sabes cómo funciona eso de la autocrítica! ?
        Mil gracias por tu comentario!
        Un abrazo

¿Quieres comentar algo? Adelante, estás en tu casa.