Errores comunes en tiendas online y cómo solucionarlos. Copywriting para ecommerce.

Cómo mejorar los textos de tu tienda online evitando errores comunes (II/II)

En el artículo anterior empecé hablando de los errores comunes en tiendas online que me había encontrado al ir a comprar unas zapatillas. Estaba quedando tan largo que lo tuve que dividir en dos y hoy continúo hablando de los errores con fácil solución en la página sobre mí y en las fichas de producto. Si no has leído la primera parte puedes hacerlo aquí.

Recuerdo que el objetivo de estos artículos no es sacar los colores a nadie. Es más bien mostrar la sencilla solución que tienen algunos algunos errores comunes en tiendas online y que hacen que en ocasiones nos vayamos sin comprar. 

Más errores comunes en tiendas online bien posicionadas en Google y cómo solucionarlos

En la página sobre mí:

La página sobre mí no existe.

La página sobre mí es el lugar en el que humanizar la marca, contar su historia y conectar con tus clientes de una forma más personal. Es una oportunidad para generar confianza porque deja ver que detrás de ese negocio hay personas.

En algunos casos la página sobre mí no existía.

–> Cómo solucionarlo:

Creando una página sobre mí que hable de la marca, de las personas que hay detrás, que cuente su historia y su porqué.

Su mensaje es impersonal y genérico.

En otros existía pero su mensaje era tan impersonal que ese mismo texto podría estar colocado en la web de esa zapatería o en la de cualquier otra.

Utilizan mensajes tan ambiguos y genéricos que no hay distinción entre unas y otras. 

Estos son algunos de los mensajes que más se repiten: “amplia gama de calzado”, “ofrecemos el calzado más adecuado”, “las mejores marcas”, “gran variedad de modelos” “amplio catalogo” “la mejor calidad”, “los mejores precios”, “confeccionado en España”.

¿Tienes el mejor precio y la mejor calidad? ¿En serio? Porque acabo de entrar en otras tres tiendas más que decían lo mismo.

La página sobre mí es también una oportunidad para diferenciarte de la competencia. Sobre todo si tu competencia tiene los mismos productos que tú. Es un lugar en el que puedes conectar con tus clientes y darles un motivo para que te compren a ti. Sin embargo, si tu página sobre mí es igual que la del resto estás diciendo que lo mismo da comprar en tu tienda que en la del vecino. Suena duro pero es así.

–> Cómo solucionarlo:

Contando la historia real de tu tienda. Presentando a la persona que hay detrás. Respondiendo a la pregunta ¿por qué monté este negocio? Dándole el toque personal que de verdad la hará diferente a las demás.

No hay fotografías

Si es una gran empresa es posible que no se puedan poner fotografías de todo el equipo. Pero si tienes una tienda online que es tu negocio personal, una fotografía tuya te ayudará a conseguir que las personas que lleguen a tu tienda confíen en ti y en tu marca. Reforzará la historia que has contado en los textos.

–> Cómo solucionarlo:

Poniendo fotografías de las personas que hay detrás del proyecto.

En las fichas de producto:

Imágenes borrosas

Una de las limitaciones de las tiendas online es que no podemos ver ni tocar los productos. Si las imágenes están borrosas y no son de calidad no podremos hacernos una idea de lo que vamos a comprar. El producto no resultará atractivo a la vista.

–> Cómo solucionarlo:

Utilizando fotografías de calidad. Nítidas. En las que se aprecien diferentes puntos de vista del producto y se vean los detalles.

Fichas de producto sin descripción

Este error es casi hasta difícil de creer pero es cierto que me encontré con fichas de producto en las que no había descripción.

–> Cómo solucionarlo:

Escribiendo una ficha de producto que hable de beneficios, ventajas y características. Que recoja toda la información útil que una persona necesita saber antes de comprar.

Descripciones sin información útil

Otras descripciones se quedaban bastante cortas en cuanto a la explicación sobre el producto. Algunas ponían solo el nombre del modelo. Algo que en la práctica no aporta nada al cliente. En otros casos podría ser una descripción del fabricante.

–> Cómo solucionarlo:

Añadiendo información útil. Pero, ¿qué es información útil? Es la que necesita el cliente para tomar la decisión de compra. Lo he comentado en el punto anterior: beneficios, ventajas y características.

¿Qué te gustaría saber para comprar unos zapatos? Eso es lo que debe poner en la ficha de producto. Si son adecuados para caminar mucho, para una fiesta… Si la suela es blanda, si transpira, cómo es el tacto del material…

En la tienda:

Sin filtros para afinar la búsqueda

Cuando tengo claro lo que quiero comprar, algo que me resulta útil son los filtros para afinar la búsqueda. En el caso de una zapatería por número, color, tipo de material, tipo de calzado, precio…

Si una tienda online los tiene es como entrar en una tienda física, decirle a la dependienta que quieres unas zapatillas de loneta de la talla 28 y que te las ponga al momento encima del mostrador.

Si no los tiene es como entrar en una tienda física, decirle a la dependienta que quieres unas zapatillas de loneta de la talla 28 y que te diga que busques entre los pasillos de estanterías del almacén que estarán por ahí en algún sitio.

–> Cómo solucionarlo:

Añadiendo los filtros de búsqueda en el sidebar de la tienda. Eligiendo los filtros que más relevancia tengan según el tipo de producto. Es sencillo pero muy útil para el usuario.

Aquí termina la recopilación. Espero que te sirva para mejorar tu tienda online. Ya ves que muchas de las causas que dificultan una buena experiencia de usuario tienen una solución sencilla. Y tú, ¿te has ido de alguna tienda sin comprar por alguno de estos motivos? Te leo en los comentarios.

Etiquetas:
8 Comentarios
  • Ana Mayor
    Publicado en 10:15h, 21 marzo Responder

    Para mí has dado con la clave de las tiendas online con esta frase: «es como entrar en una tienda física, decirle a la dependienta que quieres unas zapatillas de loneta de la talla 28 y que te las ponga al momento encima del mostrador». Las tiendas online deberían guiar al comprador como lo hace una persona en la tienda física. Si pensamos en las personas antes que en los productos quizás encontremos las claves para construir mensajes y diseños de páginas que verdaderamente guíen a la compra.

    • Cristina Llorente
      Publicado en 07:21h, 23 marzo Responder

      Exacto Ana. Al final es ponerse en el lugar del comprador o pensar lo que te gustaría encontrar a ti como compradora en una tienda online para crear una mapa que vaya indicando al cliente los siguientes pasos a dar y ponérselo fácil.

      Saludos.

  • Conchi S.
    Publicado en 15:17h, 24 marzo Responder

    Hola Cristina,

    Creo, por lo que he ido leyendo, tanto en este post como en el anterior, que al tener una tienda online, parece que se permitan más licencias y que por vender productos físicos sea menos importante la relación con el cliente. Cuando, en realidad, diría que es todo lo contrario. Como bien explicabais en los comentarios anteriores, se trata de conseguir que la experiencia del usuario sea la misma que cuando entra a la tienda física. Y eso empieza por saber quién hay ahí para atenderme y conocer cuál es su historia.

    Creo que el hecho de vender servicios que no son tan tangibles nos pone a veces en una situación privilegiada, porque nos centramos más en los pequeños detalles, como para compensar esa falta de inmediatez o tangibilidad.

    Un buena página de sobre mí es imprescindible en cualquier tipo de webs, se dediquen a lo que se dediquen, Coincido contigo.

    Un saludo enorme.

    • Cristina Llorente
      Publicado en 10:04h, 28 marzo Responder

      Hola Conchi,

      La página sobre mí a mí me parece fundamental para generar confianza se vendan productos o servicios. En cuanto a lo que comentas de que a veces cuando vendemos servicios nos centramos en los pequeños detalles, sí, puede ser, eso y que también tenemos que esforzarnos más para mostrar su valor porque son intangibles.

      Puede dar la sensación de que para vender un producto, al ser algo material, parezca que solo hay que mostrarlo. Pero el mercado está saturado para todos y también hay que diferenciarse. Para eso sirven también las historias.

      Un saludo y gracias por tu aportación.

  • Pilar Santisteban
    Publicado en 10:50h, 27 marzo Responder

    Brillante, Cristina.

    Me da la sensación de que al tema de los filtros se le da nula importancia, cuando es uno de los elementos fundamentales (y más útiles) en una tienda online.

    Gracias por tu contenido.

    Un abrazo.

    • Cristina Llorente
      Publicado en 10:06h, 28 marzo Responder

      Hola Pilar,

      Gracias. Desde luego, sobre todo si sabes que quieres comprar algo muy concreto los filtros son la forma de facilitar la búsqueda. Para mí son fundamentales, siempre los uso, sobre todo el de las tallas.

      Un abrazo.

  • Amaya
    Publicado en 14:34h, 30 marzo Responder

    Hola Cristina,

    La primera parte me pareció fundamental pero es que en esta segunda, es donde no entiendo que las tiendas online fallen ¡y vaya si lo hacen!

    Aportar toda la información necesaria para que el cliente tenga clarísima la compra, y quede tranquilo de que está eligiendo bien, es muy importante. Bueno, y la seguridad en la transacción, ese es otro tema que no se puede dejar pasar.

    Un abrazo

    • Cristina Llorente
      Publicado en 07:49h, 31 marzo Responder

      Hola Amaya,

      Claro, la información es fundamental. Yo siempre lo comparo con una física y la falta de información es como si la persona que nos atiende no respondiese a las preguntas que le hacemos. La diferencia es que en la tienda online las respuestas se tienen que anticipar a la pregunta.

      Un abrazo.

¿Quieres comentar algo? Adelante, estás en tu casa.