Copywriting y diseño para conseguir una web efectiva.

Los dos elementos inseparables para que tu web sea efectiva

Seguro que te ha pasado. Has entrado en una web y has salido corriendo por donde has venido nada más ver el primer pantallazo. Una letra más pequeña que la del contrato de la compañía eléctrica; unos colores que ofendían a la vista; fotografías diminutas y borrosas; algún que otro banner deslumbrante… Todo bien apiñado.

Estoy exagerando un pelín para que te hagas a la idea de lo importante que es captar la atención de las personas que visitan tu web desde el primer vistazo para conseguir una web efectiva.

Pero, ¿cómo conseguir una web efectiva entonces?

Cuando una persona llega a una web decide en apenas cinco segundos si sigue o no adelante. Así de importante es la primera impresión. Y el diseño es el responsable de hacer que esa primera impresión sea cautivadora.

El diseño es el encargado de captar la atención desde el segundo uno.

¿Y los textos? Sí, los textos son tan importantes o más. Piensa que en un primer momento, los textos también entran por los ojos. Si no resultan atractivos para la vista las posibilidades de que alguien se pare a leerlos disminuyen de forma exponencial.

 

Los textos son los responsables de entablar la conversación con las personas que llegan a tu web

Los encargados de hacer ver a quienes visitan tu web que allí pueden encontrar algo que les interesa. Los encargados de persuadir y convencer. Porque el trabajo del diseño tampoco servirá de mucho si el contenido no resulta interesante y cumple las expectativas.

Los textos son los encargados de mantener el interés, persuadir y convencer.

Diseño y contenido deben trabajar en equipo para conseguir una web efectiva y coherente en la que cada elemento sirva para guiar a las visitas hasta la acción.

Diseño y textos no pueden ir cada uno por su lado para conseguir una web efectiva porque juntos…

Aportan credibilidad.

Sí, ya lo he dicho antes, el diseño aporta credibilidad desde el segundo uno y el contenido la refuerza. Los textos de tu web son la primera conversación con ese potencial cliente que llega de Google, de las redes sociales o de cualquier otro lugar.

Los textos tienen la misión de hacerle ver que merece la pena seguir y volver. El diseño facilita la lectura. Juntos transmiten confianza en tus productos, en tus servicios y en tu marca. Y ya sabes que sin confianza no hay venta.

Mejoran la experiencia de usuario.

Hacen que cada cosa esté colocada en su lugar y le atribuyen a cada elemento la importancia que se merece. Unos textos bien estructurados, bien editados y bien presentados gracias al diseño mejorarán la experiencia de usuario.

Esto quiere decir que las personas que llegan a tu web sabrán lo que ofreces, podrán navegar por ella de forma sencilla y encontrarán el camino que quieres que recorran. Si están allí es porque tienen una necesidad o un problema que tus productos o tus servicios pueden cubrir o resolver. Se trata de hacer la búsqueda más fácil.

Definen el estilo.

Porque el estilo y la personalidad de tu marca no son solo la identidad visual, el logo y los colores. La personalidad también está en tus palabras y el tono de voz que utilices para comunicarte con tu público, en el estilo de las imágenes, en las tipografías. Diseño y contenido deben mantener la coherencia y reforzar el mensaje de forma mutua y constante.

Te pondré un ejemplo, imagina que tienes un despacho de abogados que quiere dar una imagen seria y elitista. Utiliza el trato de usted en sus textos, un tono formal y mantiene las distancias. Vamos, que viste a las palabras con traje, corbata y maletín. Sin embargo, los colores de su web son el rosa chicle y el verde fluorescente (Sí, otra vez estoy exagerando) . ¿Te parece que los textos y los colores transmiten el mismo mensaje?

Para llegar a crear una web con un mensaje consistente tanto a nivel visual como conceptual es imprescindible realizar una labor previa de investigación que deje claros algunos puntos del proyecto: quién es tu cliente ideal, qué haces, qué vendes, cuál es tu propuesta de valor… En definitiva, antes de empezar con la web es necesario tener definida la idea de negocio. Pero de esto hablo en este post.

Y tú, ¿has pensado ya en cómo enfocar el diseño y los textos de tu web para conseguir que genere los resultados esperados? Te espero en los comentarios.

4 Comentarios
  • Marta Falcón
    Publicado en 12:44h, 12 octubre Responder

    Me encanta la frase que has resaltado de «el diseño es el encargado de aportar credibilidad a tu web desde el segundo uno.» Desde luego, textos + diseño es lo que va a hacer que el usuario que llega a ver si eso es para él tendrá una mejor experiencia y conseguiremos captarle más fácil Buen post!! 🙂

  • Cristina Llorente
    Publicado en 18:46h, 12 octubre Responder

    Gracias Marta. En una web es importante transmitir credibilidad y se consigue gracias al diseño y al contenido. Me alegra que te guste el post.

  • Amaya
    Publicado en 14:20h, 13 octubre Responder

    Hola Cristina,

    Así es, texto e imagen deben ir de la mano para aportar, sobre todo, coherencia. ¡Creo que ese es el principal valor!

    Un abrazo

    • Cristina Llorente
      Publicado en 18:33h, 13 octubre Responder

      Hola Amaya,

      Desde luego, la suma diseño + contenido es la base para crear una imagen de marca sólida.

¿Quieres comentar algo? Adelante, estás en tu casa.

Uso de cookies

En esta web utilizo cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de usuario, saber cómo te mueves por aquí y poder crear el contenido y los servicios que te interesan. Si continúas navegando considero que aceptas el uso de las cookies. Puedes leer toda mi política de cookies aquí. Pero la verdad, como lectura te recomiendo el blog. ACEPTAR

Aviso de cookies