Una de las sensaciones (creo que bastante comunes) cuando emprendemos es esa incomodidad que nos ataca cuando tratamos de vender nuestros productos o servicios. Ese escalofrío impertinente que nos recorre la espalda solo de pensar en poner precio a lo que hacemos, a nuestro tiempo que es lo más valioso...

Uso de cookies

En esta web utilizo cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de usuario, saber cómo te mueves por aquí y poder crear el contenido y los servicios que te interesan. Si continúas navegando considero que aceptas el uso de las cookies. Puedes leer toda mi política de cookies aquí. Pero la verdad, como lectura te recomiendo el blog. ACEPTAR

Aviso de cookies